El papel de la psicología en los tratamientos de reproducción asistida

El papel de la psicología en los tratamientos de reproducción asistida

Me gustaría empezar el
artículo hablando de un concepto que cobra especial importancia en todo este
proceso: crisis vital. Las personas vamos pasando por una serie de etapas a lo
largo de nuestra vida, entre ellas la decisión de tener un hijo, lo que no nos
planteamos en un primer momento es si podremos tenerlos o no. Aquí es donde
entra el concepto de crisis vital, ya que ese sueño que se persigue se ve
dificultado por un problema de infertilidad, algo inesperado para la persona.
Aceptar esta realidad ya
implica en sí misma un impacto psicológico tremendo, ya que entran en juego
sentimientos de tristeza, culpa, miedo, entre otros. A partir de este momento,
la mujer o la pareja va pasado por una serie de fases como son la realización
de pruebas, la decisión de realizarse un tratamiento de reproducción, la
elección del tratamiento y, en algunos casos, la repetición del mismo.
Todo esto hace que la mujer  o la pareja esté viviendo en una constante
montaña rusa de emociones, haciendo que tener un hijo, algo tan bonito y
deseado por ambos, se mezcle con un estado de ansiedad elevado. Todo este
proceso conlleva también, en ocasiones, problemas, dificultades en las
relaciones sexuales, dificultades para manejar la presión socio- familiar, etc.
Es por ello que la
psicología puede ser de gran ayuda para todas las personas que estén pasando
por todo esto. El apoyo psicológico consiste en ofrecer a la mujer, al hombre o
a la pareja una serie de herramientas que les van a ayudar a pasar este
proceso, además de proporcionar un ambiente cálido y de confianza donde poder
expresar sus sentimientos, dudas y miedos.
Las herramientas que se
proporcionan van variando en función de las necesidades de las personas y del
momento en el que se encuentren, siendo algunas de ellas: enseñar a manejar la
presión social y familiar, técnicas de control de la ansiedad, técnicas para
controlar los pensamientos, fomentar una actitud positiva, etc.
Nuestra meta como
psicólogos es ofreceros el apoyo que necesitáis, enseñaros las técnicas que os
pueden ser de gran ayuda para saltar los obstáculos que se puedan presentar en
el camino y, en definitiva, que afrontéis este momento tan importante en
vuestras vidas de una forma lo más saludable y con el mejor estado emocional
posible. 
Olga Pérez Simó
Psicóloga