La inseminación artificial (IA) es un procedimiento de medicina reproductiva artificial que consiste en la colocación de espermatozoides seleccionados previamente en un laboratorio en el útero de la mujer durante su ciclo menstrual en el momento en que están ovulando con el objetivo de aumentar las posibilidades de fecundación del óvulo.  Esta técnica se utiliza para ayudar a las parejas con problemas de fertilidad y a las mujeres solteras o parejas del mismo sexo que desean tener un hijo. 

¿Qué es la inseminación artificial IA

La inseminación artificial es un procedimiento sencillo y seguro que consiste en introducir una muestra semen previamente tratada y seleccionada, bien de la pareja o de un donante, en el útero de la mujer.  

De esta forma, se favorece la posibilidad de fecundación del óvulo y, por tanto, el embarazo. Por lo general, esta técnica llevada a cabo en clínicas especializadas en inseminación artificial es más efectiva que el método natural para concebir, dado que se seleccionan y concentran gran cantidad de espermatozoides más sanos, previamente se realiza un proceso de estimulación ovárica, el semen se inyecta muy próximo al óvulo y, además, se elige el momento más idóneo para llevar a cabo el tratamiento.  

que es la inseminacion artificial

Siete de cada diez pacientes de nuestro centro logra un embarazo al primer intento.

Haz realidad tu sueño

Tratamientos personalizados

CONTACTA

Tipos de inseminación artificial que existen

Si hablamos de los diferentes tipos de inseminación artificial, podemos diferenciar entre distintas clasificaciones.  

Por un lado, si tenemos en cuenta dónde se colocan los espermatozoides en el cuerpo de la mujer, podemos distinguir:  

Aunque a lo largo de los años y antes de que la FIV fuera un proceso sguro, se han descrito varios tipos de inseminación artificial, intrauterina o IIV, intracervical o IIC o intraperitoneal, en la actualidad, por su seguridad y eficacia, prácticamente solo se realiza la inseminación intrauterina, a la que se introduce el semen procesado directamente en el útero de la mujer a través de un catéter. Esta técnica se suele llevar a cabo justo antes de la ovulación, para aumentar las posibilidades de fecundación y es indoloro. 

Los tipos de inseminación también se pueden distinguir en función de la procedencia del semen utilizado:  

  1. Inseminación artificial con semen de la pareja o conyugal (IAC): en este caso se utiliza el semen de la pareja de la mujer.  
  2. Inseminación artificial con semen de donante (IAD): se utiliza el semen de un donante anónimo o conocido. 

Es importante tener en cuenta que la elección del tipo de inseminación artificial a realizar se escoge depende de las necesidades de cada caso y teniendo en cuenta el estado de salud de la paciente. Además, los expertos en reproducción asistida deciden qué técnica es la más oportuna para cada caso en concreto.  

En todos los casos, el semen utilizado en la inseminación artificial se analiza y se procesa previamente en el laboratorio para escoger los espermatozoides de alta calidad, es decir, aquellos con mayor capacidad para producir una fecundación y eliminar cualquier sustancia que pueda ser perjudicial para la fertilización. 

Además, este procedimiento se lleva a cabo durante el período de ovulación de la mujer y se monitorea cuidadosamente para determinar el momento óptimo para la introducción del semen. Incluso, en algunos casos puede ser necesario realizar una estimulación ovárica controlada con medicamentos para aumentar el número de óvulos disponibles para la fertilización. 

¿Cuándo se puede hacer la inseminación artificial?

El proceso de inseminación artificial se puede realizar de forma efectiva en diferentes casos:  

  • Cuando una pareja tiene dificultades para concebir un hijo de manera natural.  
  • Después de un año de relaciones sexuales sin protección sin haber logrado un embarazo o 6 meses si la mujer tienes más de 35 años. 
  • En casos donde existen problemas de fertilidad conocidos.  
  • Permeabilidad al menos de una trompa de Falopio. 
  • Alteraciones en la ovulación. 
  • Frente a problemas como la endometriosis leve, el vaginismo, etc.  

Antes de iniciar una técnica de inseminación artificial, es importante realizar una evaluación médica completa tanto de la mujer como del hombre, o de ambas partes de la pareja, para determinar la causa de la infertilidad e identificar cualquier factor que pueda influir en la probabilidad de éxito del tratamiento. 

En general, la inseminación artificial es una opción viable para parejas que tienen problemas leves o moderados de fertilidad 

Por ejemplo, si el hombre tiene un bajo número de espermatozoides o si la mujer tiene problemas de ovulación. Sin embargo, si alguno de los dos tiene problemas más graves de infertilidad, se puede recurrir a otros tratamientos de reproducción asistida más complejos. 

¿Cuál es el proceso en el tratamiento de inseminación artificial? Pasos a realizar

El procedimiento de una inseminación artificial llevada a cabo en nuestro centro especializado en técnicas de fertilidad consiste en: 

  1. Estimulación ovárica controlada. Este primer paso se lleva a cabo para realizar la estimulación de los ovarios de la mujer y poder así aumentar la posibilidad de un embarazo eficaz. Para ello, se administran medicamentos hormonales y se monitoriza el crecimiento de los folículos a través de una ecografía, favoreciendo la maduración de los óvulos.  
  2. Recolección de semen. Se recolecta a través de la masturbación y se deposita en un recipiente estéril. En algunos casos, si el hombre tiene problemas de eyaculación o de producción de semen, se puede necesitar otras técnicas de extracción de espermatozoides. 
  3. Preparación del semen. Este se procesa en el laboratorio para concentrar y seleccionar los espermatozoides más móviles y saludables. 
  4. Inseminación. El proceso de inseminación se realiza en el momento óptimo de ovulación de la mujer, mediante la introducción del semen procesado en el útero de esta. Se trata de un procedimiento rápido mediante un catéter fino, que se introduce a través del cuello uterino. 
  5. Reposo y seguimiento. Después de la inseminación artificial, se recomienda que la mujer descanse unos minutos en la consulta para aumentar la posibilidad de éxito del tratamiento. Si el resultado del proceso es positivo, se realiza un seguimiento gestacional posterior.  

La duración mínima del tratamiento farmacológico es de 5-6 días, aunque variará en función de las características de cada paciente. 

Ventajas de realizar el tratamiento de inseminación artificial en nuestra clínica en Valencia

¿Por qué elegir Instituto Fivir Valencia para someterte a un proceso de inseminación? En nuestra clínica especializada en infertilidad y tratamientos de reproducción artificial llevamos muchísimos años ayudando a parejas a cumplir su sueño de tener un hijo de forma biológica.  

Por ello, ofrecemos diferentes formas de financiación para facilitar todo tipo de técnica. Y además contamos con una fundación propia, la Fundación Instituto FIVIR, con la que llevamos a cabo estudios e investigaciones relacionadas con todo tipo de tratamiento de reproducción.  

De esta forma, estamos en constante evolución para garantizar así una mayor probabilidad de embarazo tras una inseminación. 

Preguntas frecuentes sobre los tratamientos de inseminación artificial en Valencia

¿Duele el tratamiento de inseminación artificial?

Por lo general, este tipo de procedimiento es indoloro y se realiza de forma ambulatoria, por lo que no requiere hospitalización y la paciente puede realizar su vida con normalidad después de someterse a él. Aunque es importante notificar al especialista cualquier tipo de molestia o dolor para que pueda tomar medidas si es necesario.  

¿Puede haber síntomas después de una inseminación artificial?

Tras someterse a un tratamiento de inseminación artificial, pueden detectarse algunos síntomas leves. Por ejemplo, dolor o sensibilidad en la zona del abdomen, un sangrado leve o manchado de color marrón, hinchazón o sensación de pesadez en la zona de los ovarios o cambios de humor.  

En general, estos síntomas son temporales y desaparecen pocos días después. Sin embargo, si se trata de síntomas más graves o prolongados, como fiebre, dolor intenso o sangrado abundante, es importante ponerse en contacto con el especialista.  

¿Cuál es el porcentaje de éxito en una inseminación artificial?

Esta técnica de reproducción artificial es bastante común en parejas que tienen problemas de fertilidad leves o moderados y, tiene la ventaja de ser poco agresiva y puede repetirse en ciclos consecutivos. El porcentaje de éxito en una inseminación artificial depende de diferentes factores: edad de la mujer, la calidad del semen, la causa de la infertilidad y el número de ciclos de tratamiento realizados.  

Teniendo todo esto en cuenta, más o menos, el éxito de este tipo de proceso de fertilidad se encuentra entre el 10% y el 20% por ciclo de tratamiento. Se necesita alrededor de una media de unos 3 o 4 intentos para realizarlo con éxito.  

Es importante dejar claro que esto puede variar significativamente de una pareja a otra. 

¿Hay alguna manera de aumentar el éxito en una inseminación artificial intrauterina?

Con el objetivo de favorecer la posibilidad de embarazo, como clínica especializada, hablamos de algunos consejos para una inseminación artificial exitosa 

  • Seguir las instrucciones de los especialistas.  
  • Mejorar la calidad del semen con vitaminas o suplementos minerales, por ejemplo, o reduciendo el consumo de alcohol y tabaco.  
  • Realizar varios ciclos de tratamientos de inseminación.  
  • Combinar esta técnica con otros procesos de fertilidad.  
  • Si sufres sobrepeso u obesidad, te recomendamos que pierdas peso para aumentar tus posibilidades. 
  • Descansar.  

En cada caso te daremos las recomendaciones oportunas para aumentar las posibilidades de embarazo.  

¿Cuál es el precio de una inseminación artificial?

Es importante tener claro que el presupuesto de una inseminación artificial varía en función del tipo de tratamiento, las pruebas necesarias, los intentos a realizar y el caso de cada paciente. Por ello, en nuestra clínica especializada en reproducción asistida ofrecemos presupuestos de inseminación a medida.  

También es importante tener en cuenta que en algunos casos se necesitan otras técnicas adicionales para permitir el procedimiento de inseminación artificial y que, por tanto, pueden aumentar el presupuesto. Por ejemplo, la estimulación ovárica o la preservación de semen  

En nuestra clínica realizamos presupuestos ajustados y personalizados para cada caso.  

×
Ir al contenido